Abstinencia a la Nicotina

Nicotine Withdrawal

Síntomas comunes y cómo manejarlos

La nicotina es una droga potente y adictiva. Por eso, cuando dejas el tabaco puedes sentir molestias o tener sensaciones desagradables debido a la abstinencia a la nicotina. Esto es síntoma de que tu cuerpo se está acostumbrando a no recibir nicotina. A veces, dichos síntomas pueden desaparecer en unos días pero no deben durar más de unas semanas.

Durante todo este proceso, es importante mantener una actitud positiva. Estos síntomas son buenos ya que son indicadores de que el cuerpo se está recuperando del daño ocasionado por el tabaco.

Estos son algunos síntomas temporales que podrías experimentar, así como descripciones de por qué suceden y consejos que podrían ayudarte a lidiar con ellos.

Hambre

Por qué sucede. La nicotina reduce el apetito por eso es normal sentir más hambre cuando se deja el tabaco.

La comida comienza a oler y a saber mejor cuando no consumes nicotina y lo que puede sentirse como dolores de hambre, en realidad puede ser el estómago acostumbrándose a tu saliva, ahora sin nicotina.

Estreñimiento

Por qué sucede. La nicotina estimula tu metabolismo, que es en parte la forma en que tu cuerpo procesa los alimentos. Por esto, cuando dejas el tabaco, puede que se te dificulte ir al baño.

Transpiración

Por qué sucede. La transpiración es la manera en que tu cuerpo elimina los químicos tóxicos.

Picazón en manos y pies, irritación del cuero cabelludo

Por qué sucede. El fumar puede dificultar la circulación de la sangre. Cuando dejas de fumar se mejora la circulación sanguínea.

Insomnio

Por qué sucede. Después de dejar el tabaco, podrás sentirte cansado y a veces no podrás conciliar el sueño.

Somnolencia

Por qué sucede. La nicotina es un estimulante. Dejar el tabaco puede darte cansancio.

Irritabilidad

Por qué sucede. Cuando dejas el tabaco, las cosas más insignificantes pueden hacerte sentir molesto o enfadado.

Si los síntomas de abstinencia siguen, habla de inmediato con tu doctor u otro profesional médico. La información incluida en esta página no está destinada a servir como consejo médico, diagnóstico ni tratamiento. Siempre habla con tu médico u otro profesional calificado cuando tengas preguntas sobre tu condición médica.

Regresar