Fumar y el estrés

Cuando le preguntas a cualquier floridano por qué aún fuma, a menudo la respuesta es que fumar cigarrillos le “alivia el estrés”. Aunque la mayoría de las personas conocen los serios riesgos del cigarrillo sobre la salud y las ventajas de dejar de fumar, es difícil dejarlo cuando estos se usan para lidiar con el estrés.

La verdad sobre fumar y el estrés

El consumo de tabaco es una adicción seria, y la nicotina es la droga principal que causa esa adicción. La nicotina de cada calada de un cigarrillo demora solo 10 segundos en llegar a tu cerebro. Esta rápida transferencia de nicotina de los pulmones al cerebro es una de las razones por las cuales los cigarrillos son tan adictivos. Una vez que llega al cerebro, la nicotina hace que las células cerebrales liberen dopamina. Uno de los efectos de la dopamina es un estado elevado de agudeza mental y de bienestar. La dopamina controla los centros de recompensas y de placer del cerebro. Con el paso del tiempo, las células del cerebro cambian y esperan las recargas de dopamina adicional que da el cigarrillo. Cuando uno trata de dejar de fumar, o incluso entre un cigarrillo y el próximo, estos cambios en el cerebro causan ansiedad y un fuerte deseo de absorber más nicotina. 1

Es posible que te sientas más calmado y menos estresado mientras estás fumando y justo después. Pero en realidad el cigarrillo no está aliviando el estrés en tu vida; solo está aliviando tus deseos de nicotina. De hecho, tu organismo está experimentando justamente lo contrario. Fumar eleva la presión arterial y el ritmo cardíaco, tensa los músculos, contrae los vasos sanguíneos y reduce el nivel de oxígeno en la sangre. 2 En resumen, fumar aumenta el nivel de estrés de tu organismo.

Consejos para lidiar con el estrés

El estrés es parte de la vida, desde los acontecimientos importantes hasta las molestias cotidianas. Incluso las ocasiones felices, como los feriados y las celebraciones, pueden ser estresantes. Si estás tratando de dejar de fumar, es importante que encuentres maneras de lidiar con el estrés sin cigarrillos.

Aquí te brindamos algunas ideas que puedes probar. Piensa en algunas ideas tú también. Si algo no te funciona, prueba otra cosa. Continúa buscando maneras saludables de lidiar con el estrés y así el proceso de dejar de fumar te resultará más fácil.

  • Tómate un descanso, aunque sea por unos minutos. Descansa un rato de lo que estés haciendo, tanto en tu casa como en el trabajo.
  • Respiración profunda. Respira lenta y profundamente. Cierra los ojos y luego inhala por la boca y exhala por la nariz.
  • Haz ejercicios. Mueve tu cuerpo para liberar endorfinas, las hormonas del bienestar, que mejoran tu estado de ánimo de manera natural. El ejercicio también reduce las hormonas que causan estrés. Hasta una caminata puede ayudar.
  • Cuídate. Especialmente durante las temporadas estresantes del año, es importante que te cuides. Come de manera saludable y balanceada, bebe mucha agua y duerme lo suficiente.
  • Dedícate tiempo a ti mismo. A veces es difícil seguir estos consejos cuando tu vida es muy ajetreada. Trata de organizar tus actividades para que puedas tener tiempo para ti mismo.

¿Estás listo para dejar de fumar? Tenemos herramientas y servicios gratuitos que pueden ayudarte. Visita tobaccofreeflorida.com/como-dejar-el-tabaco/programas-para-dejar-de-fumar.

1 U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking: 50 Years of Progress. A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014. Printed with corrections, January 2014.

2 U.S. Department of Health and Human Services. How Tobacco Smoke Causes Disease: The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease: A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2010.



Send this to a friend